28/11/2017

COMERCIALIZACIÓN

 

 


Tienes un buen invento, pero te falta el tiempo o la experiencia necesaria para lograr su comercialización? Si nunca has trabajado en el sector de la innovación es normal que te asuste hacer este paso sin la ayuda y asesoramiento de un equipo profesional. A la hora de buscar y llegar a los acuerdos comerciales que necesita tu idea, es importante tener un plan de acción muy definido que te permita convertir tu invento en negocio, y que de esa forma puedas sacarle un provecho económico a tu innovación.

Nosotros nos encargaremos de buscar las empresas adecuadas que sean sensibles de adquirir y desarrollar tu invento, presentárselo y hacer el seguimiento correspondiente, además de acompañarte en todo el proceso si sale bien, para lograr un acuerdo beneficioso para todas las partes implicadas. Antes de empezar, es importante que te hagas una serie de preguntas y conozcas todas las posibilidades a tu alcance.

 

¿En el aspecto comercial, qué necesito decidir antes de empezar a trabajar en mi invento?

Una de las primeras preguntas que se hace un inventor antes de comenzar con su idea, es la de cómo conseguir lanzarla al mercado una vez patentada. Muchos inventores creen que necesitan gastar decenas de miles de euros en el desarrollo y fabricación de su idea para conseguir el éxito. Son tantas las historias sobre inventores que gastan sus ahorros persiguiendo la salida de su innovación, que sin el asesoramiento adecuado puede resultar intimidante. Aunque la fabricación es una opción para ciertos inventores, no es la única opción, y además, es una de las más arriesgadas.

Antes de empezar a desarrollar tu idea, es necesario que decidas cómo vas a querer trabajarla. Teniendo en cuenta la complejidad que tiene el conseguir vender una patente (sólo se venden un 3%) considera y céntrate especialmente en las siguientes dos opciones para lanzar tu invento al mercado:

 

1.Fabricación y comercialización por tu cuenta

¿Quieres formalizar un negocio alrededor de tu idea y convertirte en un emprendedor? Si es así, entonces esta es la opción acertada. Asegúrate de considerar todo lo que está involucrado con esta opción: diseño, creación de prototipos, búsqueda de un fabricante/fábrica que pueda abordar el proyecto, inventario, almacenamiento, envío, estrategia comercial, plan de marketing, etc. A lo largo de los años hemos trabajado con cientos de inventores, y un malentendido común que vemos es la creencia de que para que una innovación tenga éxito, el inventor se acaba viendo obligado a desarrollar, fabricar y comercializar su invento por cuenta propia. Como resultado, estos inventores pasan desarrollando durante meses prototipos y estableciendo capacidades de fabricación antes de que reciban un solo “interés” u orden de compra por parte de una compañía, algo que no todos los inventores se pueden permitir.

Si finalmente decides desarrollar y fabricar tu invento por tu cuenta, lo recomendable es que asegures intereses y/o compromisos de compra antes de apretar el gatillo en la fabricación. Hay una gran diferencia entre el desarrollo de un prototipo y la creación de la infraestructura de fabricación necesaria para tu invención. Invierte tiempo por tu cuenta o con la ayuda de profesionales, para encontrar los aliados necesarios para el lanzamiento de tu producto, que te ayuden a firmar acuerdos de interés comercial con distribuidores y puntos de venta.

 

Como especialistas del sector, podemos ayudarte a ampliar la distribución de tu producto y lograr esos objetivos que te permitan vivir de tu idea.

 

2.Licencias y royalties

¿Estás buscando una manera de minimizar tus costes y encontrar una empresa que apueste por tu idea? Si la respuesta es sí, la opción más acertada es la de acordar con una empresa una licencia de explotación y unos royalties. La mayoría de los inventores suelen escoger esta ruta, algo que les evita tener que fabricar y comercializar por su cuenta. Su mayor objetivo se centra en encontrar una empresa interesada en adquirir la licencia o comprar los derechos de su patente/modelo, a cambio de una regalía o pago en efectivo. La idea es que una compañía establecida, con una estructura ya desarrollada y con capacidad de mercado, desarrolle, fabrique y comercialice tu invento junto con su línea de productos ya existente. La clave para conseguirlo (aparte de tener una gran invención) es preparar y proteger tu invento de la forma adecuada, y contar con el apoyo profesional necesario para conseguir que tu invento llegue y se presente a las compañías relevantes del sector al que va dirigido. El material necesario para presentar la idea a las empresas, dependerá de la capacidad económica del inventor, por lo que se podrán utilizar desde presentaciones más sencillas a otras más complejas.

 

¿En qué consiste un acuerdo de licencia y royalties?

Un acuerdo de licencia define los términos bajo los cuales el inventor (licenciante) acuerda permitir que un tercero (licenciatario) utilice comercialmente su invención durante un período de tiempo. El acuerdo trata de cómo se calculan los pagos (si el inventor recibe “regalías/royalties” en curso o un pago único de “suma global”). Por ejemplo, el acuerdo podría limitarse a un área particular del país, durante un cierto período de tiempo. Se puede gestionar la concesión de licencias a más de un licenciatario en función de los acuerdos que se vayan adquiriendo.

 

¿Cuáles son mis posibilidades de encontrar una empresa interesada en adquirir la licencia de mi invento y pagarme unos royalties?

El factor más importante siempre es la calidad de la idea. Si la idea es buena, tus probabilidades de éxito irán aumentando a medida que avances en el desarrollo de tu invento y de los procesos que acompañan a la patente. Por ejemplo, si estás en la etapa del “concepto de la idea”, pero no tienes la protección de la patente y no has trabajado mínimamente en su diseño, tus probabilidades de éxito disminuirán. Sin embargo, a medida que vayas invirtiendo en el desarrollo de tu idea, mediante la realización de un diseño 3D o de un prototipo diseñado profesionalmente, tus posibilidades aumentarán.

Si seleccionas la opción de ofrecer a las empresas una licencia de explotación de tu innovación, nuestro consejo es que minimices el riesgo y los costes buscando fórmulas que te permitan compartirlo de manera segura y eficaz con las empresas antes de verter dinero innecesario en la idea. En lo que a la protección se refiere, puedes aprovechar el año de prioridad internacional que tienen todos los inventos, para saber qué piensan y cómo acogen tu idea las empresas del sector a las que te diriges. Para la presentación, puedes comenzar realizando un diseño 3D o construyendo tu propio prototipo.

La idea es trabajar de forma inteligente para llegar a un acuerdo de licencia sin gastar más dinero del necesario en el producto. Sin embargo, ten en cuenta que esta estrategia podría variar dependiendo de la complejidad o los matices de cada invención en particular.Desafortunadamente, si la idea no resuelve un problema que nos haga la vida más fácil, funcione correctamente, proporcione beneficios sobre la competencia y resulte rentable, probablemente hay poco que se pueda hacer para conseguir los aliados que necesitas.

 

Nuestro equipo podrá ayudarte a decidir que es lo mejor para tu caso.

 

¿Puedo hacer algo para potenciar la acogida de mi invento de cara a las empresas?

El dinero y tiempo invertido en el desarrollo de tu invento es sin duda relevante en este aspecto, pero también puede serlo el disponer de un buen plan de comunicación, que te ayude a dar y posicionar tu invento. En este campo, los medios de comunicación, son el aliado perfecto.

Confecciona una buena nota de prensa y ponte en contacto con medios de comunicación específicos que ayuden a tu invento a obtener una mayor visibilidad, y eso te aportará el valor añadido que estás buscando para llamar la atención de las empresas del sector al que te diriges.

Afortunadamente, los medios de comunicación sí tienen una gran sensibilidad con los inventores, por lo que si formas parte de nuestra red de inventores, te ayudaremos a dar a conocer tu invento de la manera más acertada, creando una estrategia a seguir, y propiciando artículos o entrevistas en las que puedas hablar de tu invento.

 

Si quieres que un equipo especializado en transacción tecnológica te ayude a realizar la gestión comercial de tu invento, ponte en contacto con nosotros.

 

CONTACTAR

Escríbenos y nuestros asesores se pondrán en contacto contigo antes de 24h.