Son conocidos elementos de limpieza para gatos, pero ninguno resuelve el problema conocido por cualquier persona que conviva con ellos.

Evita que la arena se esparza por tu vivienda

Cuando el gato sale del arenero siempre lleva pequeños gránulos de arena en sus patas, y estas se quedan en la zona cercana a la salida del arenero y se van extendiendo por la habitación si alguien las pisa. Ese inconveniente, acaba conllevando el uso constante de la escoba para evitar que la arena no se acabe extendiendo por toda la vivienda.

Una bandeja con dos paredes laterales adaptable a cualquier arenero

Este accesorio está formado por una bandeja con dos paredes laterales cuya altura puede variar, que encaja en el arenero, y una rejilla que va colocada sobre la bandeja. La bandeja será preferentemente de plástico, pvc o un material similar al de los areneros, de forma que no suponga un gran peso y se pueda mover y limpiar fácilmente.

Cuando el gato sale de su arenero y pisa el suelo de rejilla, los restos de arena de sus patas se filtran por los agujeros para caer dentro del accesorio donde quedarían, hasta su limpieza. Para ello simplemente se levantaría la rejilla y el contenido se retiraría. Una vez limpio se volvería a encajar la rejilla dentro del accesorio.