En la actualidad existen en el mercado una gama variada de chalecos, o petos protectores tácticos para entrenamiento, o competición de artes marciales. Todos presentan una serie de inconvenientes que el producto que presentamos, viene a solucionar técnicamente. Los chalecos existentes en el mercado, o bien son excesivamente sencillos, únicamente cumplen una función meramente de protección; o bien disponen de una tecnología excesivamente compleja, lo que impide un uso fácil e intuitivo por parte del usuario.
 
 

Una nueva equipación inteligente

Con la finalidad de resolver los inconvenientes que han sido planteados en el párrafo anterior, y pretendiendo ofrecer unas importantes ventajas técnicas, se plantea una nueva equipación de entrenamiento compuesta por una máscara y un chaleco inteligentes.
 
Sus ventajas principales son:

  • La posibilidad de interacción con dispositivos móviles
  • La personalización del entrenamiento, permitiendo que los usuarios del aparato puedan realizar un entrenamiento individualizado con indicadores visuales, o precargado con una rutina establecida por un dispositivo externo conectado, recibiendo el usuario tras el entrenamiento, una información completa de determinadas variables que le permitirán comprobar su evolución.
  • Detecta los impactos sin la necesidad de utilizar  sensores de proximidad, sin la necesidad de utilizar guantes ni calcetines para su uso
  • Incopora señales luminosas, ideales para rutinas de golpes y rapidez; a diferencia de  de otros aparatos similares que no las incorporan y miden exclusivamente la fuerza de los impactos
  • Permite determinar el tiempo transcurrido entre la señal y el golpe recibido

 
Está integrado por los siguientes elementos:

  1. Un chaleco, y una mascara, que incorporan varios elementos luminosos, situados en la superficie exterior del referido chaleco, y la mascara.
  2. Estos últimos al recibir una señal del microprocesador, activado previamente, iluminan la zona en la que se debe de impactar, antes de que se acabe el tiempo establecido. Varios detectores de impacto detectan si se ha producido impacto en la zona señalizada, enviando la señal al microprocesador.
  3. El microprocesador recibe las señales de los detectores de impacto, y envía las señales al elemento luminoso para indicar que zona hay que golpear por parte del usuario.
  4. El chaleco y la mascara disponen de acolchado, que absorbe el impacto del usuario permitiendo preservar los distintos elementos electrónicos, especialmente elementos luminosos y detectores de impacto.
  5. Dispone de un chip bluetooth, el cual permite recibir y enviar datos de forma inalámbrica.
  6. La equipación está conectada mediante un enchufe a la red eléctrica, que le suministra energía para su funcionamiento. También puede incorporar una o varias baterías autónomas para su funcionamiento, sin necesidad de alimentarse de la red eléctrica.

 
 

¿ Cómo se utiliza?

La equipación electrónica para entrenamiento de artes marciales propuesta, puede ser utilizada sobre un saco de boxeo con forma de torso humano (maniquí de boxeo) como los que se encuentran en el mercado, para entrenamiento en solitario.

También puede colocarse sobre una persona para permitir la práctica de artes marciales, incluso colocarse en máquinas de atracciones de feria relacionadas con el boxeo, para su uso recreativo.

Una nueva equipcación que permitirá a al usuario valorar la precisión del golpe en los blancos requeridos, y el tiempo que invierte en ello, planificando un entrenamiento a la medida de sus condiciones físicas y técnicas.