La práctica del patinaje en sus inicios lleva consigo innumerables caídas que a veces pueden causar lesiones en el propio patinador, ya que hace falta adquirir un nivel de equilibrio que hasta el momento no se tiene, con el riesgo de caída constante, de manera que al practicarse sobre superficies duras, dichas caídas pueden suponer lesiones importantes, incluso con las debidas protecciones de rodillas, muñecas, codos y casco.

Actualmente, no se conoce ningún dispositivo o aparato que permita facilitar mantener el equilibrio al patinador mientras aprende dicho deporte.

Mayor estabilidad y autonomía

Este nuevo dispositivo auxiliar para la práctica de patinaje permite disponer de un medio que aporte una mayor estabilidad al patinador en sus inicios, proporcionándole seguridad y evitando caídas que puedan tener graves consecuencias.

La invención proporciona un medio auxiliar que facilita el aprendizaje del patinaje sin riesgos de caídas, fomentando el patinaje de forma autónoma en cualquier edad.

El aparato incluye al menos tres ruedas, pudiendo incorporar cuatro, que definen una plataforma rodante, con un bastidor y un manillar de agarre para el patinador. Éste al apoyarse en el manillar, adquiere un medio estabilizador adicional, sumamente efectivo, incrementando sensiblemente la seguridad, lo que se redunda en una mayor facilidad y rapidez de aprendizaje. Presenta la particularidad de que su bastidor es plegable, al igual que el manillar, habiéndose previsto que dicho manillar sea pivotante y basculante para adaptarse a los movimientos y giros del patinador. Las ruedas por su parte, incluyen medios de frenado que pueden accionarse desde el manillar, ya sean mecánicos, hidráulicos o electrónicos. Su manillar regulable, de adapta a la altura del patinador.

El bastidor del dispositivo determina una superficie óptima para ser aprovechada para el transporte de objetos, desde bebidas a patines o los propios accesorios. También podrá incluir un sistema de limitación de la velocidad en función de la experiencia del usuario, que se podrá programar antes del inicio del ejercicio para facilitar la seguridad de uso del mismo. Además, es posible incorporar medios electrónicos para la conexión de otros aparatos, como podría ser un puerto USB; así como un motor eléctrico asociado a uno de los dos ejes de las ruedas, en orden a que el mismo pudiera presentar un carácter autopropulsado.