La presente invención se refiere a un sistema instalado en los fregaderos convencionales de cocina para ahorrar agua, consistiendo dicho sistema fundamentalmente en dos electroválvulas y un microinterruptor que las acciona.

Viene a resolver el problema de cerrar y abrir el grifo de agua única y exclusivamente cuando lo necesite el usuario, sin derrochar agua, ya que el control del paso lo hace mediante la rodilla, tenga o no las manos ocupadas. La ventaja que tiene frente a los sistemas con sensor, es que estos estarían soltando agua mientras enjabonas los cacharros en el fregadero al estar detectando presencia, con el desperdicio de agua que ello supone.

Las ventajas de esta invención son las siguientes:

La aplicación industrial de esta invención se halla en el sector de los sistemas y aplicaciones de electroválvulas, y más concretamente dispositivos y electroválvulas para ahorro de agua.