Actualmente son ampliamente conocidas en el mercado las grúas que disponen de: una torre vertical fijada a una base lastrada y sobre la que se encuentra montada una pluma sustancialmente horizontal posibilitada de giro respecto a la torre, un carro desplazable a lo largo de la pluma y un gancho de suspensión de la carga fijado al carro mediante un cable de accionamiento que realiza su elevación y descenso.

Estas grúas se utilizan habitualmente en las obras para transportar materiales de construcción, generalmente paletizados, tales como ladrillos, cemento, arena, o similares.

Generalmente los materiales transportados con la grúa no son especialmente voluminosos pero son muy pesados, lo que pueden constituir un problema de seguridad importante en caso de desprendimiento de la carga durante su desplazamiento elevado.

En las obras es habitual que grúas desplacen las cargas por encima de los trabajadores, con el consiguiente riesgo de accidente, dado que con frecuencia el operador de la grúa no alcanza a ver todas las zonas sobre las que se desplaza la carga, y los operarios que están pendientes de sus trabajos no se percatan del paso de las cargas por encima suyo.

 

Si bien es cierto que las grúas disponen de avisadores acústicos, es frecuente que los trabajadores no oigan este tipo de señales debido al ruido producido por diversas máquinas, tales como compresores o martillos neumáticos y por el uso de equipos de protección individual como orejeras o tapones de protección de los oídos.

 

Por tanto, el problema técnico que se plantea es el desarrollo de un dispositivo de señalización de peligro para grúas que resuelva la problemática expuesta anteriormente.

Un dispositivo que mejora la seguridad de los trabajadores

Adaptable a todo tipo de grúas, este dispositivo que presenta unas características orientadas a señalizar sobre el suelo aquella zona sobre la que se encuentra la carga desplazada por la grúa, utilizando para ello unos medios de señalización fácilmente visibles por los operarios.

El dispositivo comprende un soporte sustancialmente horizontal adecuado para montarse en el carro desplazable de la grúa, y que es portador de una pluralidad de punteros láser conectados a una fuente de alimentación y que, durante el funcionamiento de la grúa, proyectan sobre el suelo una pluralidad de puntos de luz láser, dispuestos en torno a la proyección vertical del carro sobre el suelo, y que señalizan una zona de peligro sobre la que se encuentra suspendida la carga en cada momento, de forma estática o en movimiento.

 

Los puntos de luz láser proyectados sobre el suelo son fácilmente visibles por los operarios y conforman una advertencia de que la carga transportada por la grúa se está aproximando a su ubicación o que se encuentra sobre su ubicación, y que se debe desplazar para evitar que dicha cargar lo sobrevuele.

 

Evita los impedimentos del ruido ambiental

La utilización de una señalización visual, en vez de acústica, evita que el ruido ambiental o la utilización de orejeras de protección de los oídos, dificulten o impidan la percepción de la señal de peligro, por parte de los trabajadores.

Cabe mencionar que la distribución y la orientación de los punteros láser pueden ser diversas siempre y cuando mantengan la funcionalidad de proyectar sobre el suelo los puntos de luz láser que delimitan la zona de peligro sobre la que se encuentra la carga en cada momento.