Nuevo juego de cama concebido especialmente para camas dobles donde descansan dos personas con gustos diferentes en cuanto al grado térmico necesario, peso de la ropa, abrigo mayor o menor en determinadas partes del cuerpo, etc. No obstante la invención es también válida para camas individuales con la particularidad de que, en todos los casos, se confecciona incorporando características antirradiación y antialérgicas extendiéndose su aplicación no sólo a las sábanas encimeras y bajeras sino también a las fundas de almohada, colchas y edredones.

El juego de cama se caracteriza porque, cualquiera de las piezas que componen el juego, se fabrica con una, dos o más divisiones orientadas preferentemente en sentido longitudinal o transversal con materiales diferentes en cada división.

De esa manera las características, forma y tamaño de sus piezas se pueden adaptar a los gustos, necesidades o incluso caprichos de las personas que ocupan la cama.

Un juego de cama para todos los gustos

La solución más elemental y sencilla es que las sábanas (bajera y encimera), colcha y edredón, estén divididos en dos mitades con unión por el eje longitudinal o por el eje transversal de la cama. La funda de almohada se fabrica, en principio, en dos piezas independientes aunque no se excluye su costura para convertirla en una sola pieza.

De esta manera se posibilita la formación del juego de cama con tejidos de diferentes características a gusto de sus usuarios. Se concibe también que la partición no sea a partes iguales pensando en la posibilidad de que, en una cama doble, por circunstancias diversas, deba dormir de forma habitual una persona mayor y un niño.

Se concibe, además de esta solución más elemental, una orientación de las costuras en sentido transversal para formar embozos de características especiales o franjas que aporten mayor abrigo a los pies. Todo ello afectando a la totalidad de la cama o a cada una de las mitades ocupadas por los dos usuarios.

Cuando, por cualquier razón, interese dar un acabado más completo, protector y atractivo al juego de cama, se puede añadir una cenefa de material antirradiación y antialérgico, cubriendo las costuras intermedias, laterales o de embozo, o incluso la totalidad de los dobladillos perimetrales.