Hoy en día, el sector textil emplea una serie de tejidos especiales de gran capacidad de transpiración en el ámbito deportivo con el fin de minimizar la acumulación de sudor en las prendas durante las propias actividades deportivas.

Este tipo de tejidos no tiene por qué limitarse exclusivamente a prendas deportivas, sino también a prendas de ropa interior tales como calzoncillos, slips y bragas. La idea propuesta en este documento consiste en emplear tejidos transpirables propios de las prendas deportivas en la fabricación de prendas de ropa interior trasladando las ventajas asociadas a dichos tejidos.

Objetivos del proyecto

El proyecto trata de extender las ventajas del uso de tejidos transpirables (hoy en día utilizados en la fabricación de prendas deportivas) a las prendas de ropa interior.

Las prendas de ropa interior suelen estar fabricadas con materiales tradicionales tales como el algodón o el poliéster y cubren la zona genital de sus usuarios, que es especialmente sensible y sudorosa. Las prendas de ropa interior suelen ser cómodas y parcialmente transpirables, pero en situaciones de sudor excesivo suelen actuar como barrera contra la transpiración, favoreciendo la acumulación de sudor y por tanto aumentando la irritación de la piel y la incomodidad del usuario de la prenda.

Los tejidos transpirables suponen una solución al problema de la barrera contra la transpiración, pues este tipo de materiales o tejidos favorecen la transpiración evitando la acumulación del sudor en la zona genital, y por tanto aumentan el grado de confort del usuario de la prenda.

Las ideas descritas en este documento están registradas como modelo de utilidad en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Método de fabricación

Existen varias maneras de aplicar los tejidos transpirables a las prendas de ropa interior:

– Prenda de ropa interior fabricada con materiales tradicionales (algodón, poliéster) a excepción del triángulo delantero de la prenda, que constituye la zona genital. Este triángulo suele estar constituido por una o dos capas de tejido. Se proponen dos variantes de este triángulo:

-> Triángulo constituido por una capa exterior de material tradicional y una capa interior de tejido transpirable. Esta modalidad permite la utilización de estampados y otros patrones estéticos en el exterior de la prenda sin que se vean afectados por el uso de la capa interior de tejido transpirable, a la vez que se incrementa la sensación de confort y el nivel de transpiración en la zona genital.

-> Triángulo constituido por dos capas de tejido transpirable (una interior y otra exterior). Esta modalidad reduce el abanico de posibilidades estéticas aplicables sobre la prenda, pero permite obtener un confort y nivel de transpiración máximos pudiendo alcanzar una acumulación de sudor mínima en la zona genital.

– Prenda de ropa interior fabricada con tejidos transpirables en su totalidad. Favorece la transpiración del sudor y reduce la acumulación del sudor no solo en la zona genital de la prenda, sino en toda la zona circundante que cubre la prenda. El confort y transpiración de sudor mejorados se extienden a toda la piel que cubre la prenda.

Como consecuencia, es posible fabricar un surtido de prendas de ropa interior empleando distintas modalidades de fabricación, permitiendo una mayor flexibilidad en cuanto a costes y diseños.

Desde un punto de vista económico, las modalidades de fabricación antes descritas no implicarían una modificación del proceso de fabricación tradicional de las prendas de ropa interior ni un coste adicional del mismo.

A modo orientativo y según los precios del mercado, un coste orientativo para la fabricación con tejido transpirable de un triángulo de la zona genital de la prenda sería de entre 8 y 15 céntimos de euro.

La modalidad de fabricación más adecuada desde un punto de vista económico y estético correspondería a la primera de las antes indicadas, en, la más adecuada desde un punto de vista económico consistiría en utilizar una o varias capas de tejido transpirable en la zona delantera de la prenda de ropa interior, es decir, aquella que cubre la zona genital, puesto que dicha zona es la que suele acumular más sudor y por tanto es más sensible a irritaciones en la piel.

De manera análoga a la fabricación actual de prendas de ropa interior, que consiste en unir dos capas de algodón u otro material tradicional en la zona delantera de la prenda, es posible emplear dos o más capas de tejido transpirable en la misma zona.

Ventajas

Las ventajas de la utilización de tejidos transpirables en prendas de ropa interior son variadas, y se exponen a continuación:

  • Los tejidos transpirables son aplicables a prendas de ropa interior tanto masculina como femenina.
  • Pueden reducir los olores y eliminar bacterias debidas a la acumulación de sudor, pues existen versiones antiolor y antibacterias de los tejidos transpirables.
  • Minimizan la acumulación de sudor favoreciendo la transpiración de la piel, reduciendo el nivel de irritación de la misma.
  • Las propiedades físicas del tejido transpirable incrementan notablemente el confort a la hora de vestir prendas fabricadas con este tipo de tejidos.
  • Las prendas fabricadas con tejidos transpirables aplican a diversas actividades diarias tales como jornadas laborales de todo tipo, actividades lúdicas como fiestas u otro tipo de eventos en los cuales el proceso de sudoración puede ser más acentuado.
  • El proceso de fabricación de prendas con tejido transpirable no requiere de modificaciones ni costes adicionales.
  • La utilización de tejidos transpirables en la fabricación no limita los diseños de las propias prendas debido a la flexibilidad que existe a la hora de fabricar las prendas.